NOTICIAS

EL MINISTERIO DE PRODUCCIÓN TRABAJARÁ CON PRODUCTORES DE LAS ZONAS MÁS AFECTADAS POR LAS LLUVIAS

El área, encabezada por Sebastián Lifton, elaboró un reporte que detalla las pérdidas en los cultivos de algodón, soja y trigo. Junto a la Administración Provincial del Agua, se inició un monitoreo permanente para contar con información precisa.

El Ministerio de Producción, Industria y Empleo dio a conocer un informe preliminar sobre los efectos de las lluvias que afectaron cultivos en lo que va de enero, mientras prepara estrategias de abordaje para atender a las necesidades de cada sector.

El reporte, basado en relevamientos técnicos realizados en distintos puntos de la provincia, determinó distintos grados de pérdida en cultivos de algodón, soja y trigo.
En la mayoría de las localidades afectadas, se detectó un aumento significativo en los milimetrajes de lluvias, llegando incluso a superar los valores históricos en algunas comunidades, tanto en zonas rurales como urbanas.

Desde el área se inició un monitoreo permanente de manera articulada con la Administración Provincial del Agua (APA), con el objetivo de contar con datos precisos para actuar de manera focalizada en las zonas de riesgo y los lotes más afectados.

Los datos obtenidos para la elaboración del informe fueron suministrados por los delegados zonales del ministerio, quienes realizaron un relevamiento de las zonas más perjudicadas, detallando cultivos, superficie, porcentaje de afectación y estimación de pérdidas en cuanto a nivel de rendimientos.

En cuanto a los milimetrajes de lluvias registrados en suelo chaqueño en el transcurso del mes, fueron proporcionados por la Red de Estaciones Meteorológicas Automáticas, que monitorea el Cedei (Centro de Documentación e Información), organismo que también depende de la cartera productiva-industrial.

Cultivos afectados por zona

En Villa Ángela y Coronel Du Graty son más de 18 mil las hectáreas de algodón perjudicadas, que tendrán bajo rendimiento al momento de la cosecha. A esto se suma la presencia de plagas como el picudo, intensificada por las malas condiciones del suelo debido a las lluvias, que impiden la fumigación terrestre.

La situación se ve agravada por la disparidad de recursos entre productores. Quienes pueden acceder a avionetas, son capaces de combatir las plagas, mientras que aquellos productores con menos recursos cuentan con capacidad limitada para afrontar la situación.

El cultivo de soja también resultó afectado por el agua con dos mil hectáreas perdidas en Villa Ángela y otras 800 afectadas en Du Graty. En cuanto a los cultivos de girasol, suman 1.300 las hectáreas afectadas, que aún no fueron cosechadas.

En el caso de Basail, los datos procesados son dispares pero coincidentes en que el lunes 20 de enero las precipitaciones registradas se ubicaron muy cerca de los 300 milímetros, disparando una alerta desde el gobierno provincial, que atendió la situación asistiendo a las personas damnificadas, que incluso debieron abandonar sus hogares ante la enorme cantidad de agua acumulada en pocas horas, tanto en zonas urbanas como rurales.

En Villa Ángela fueron sembradas unas 26.300 hectáreas de algodón, de las cuales 5 mil fueron afectadas. Desde el área informaron que al momento de ser cosechadas los rendimientos serían muy bajos, llegando incluso a la posibilidad de suspender la recolección. Las lluvias afectaron principalmente a la parte baja de los lotes sembrados.

Hay 1.700 hectáreas sembradas de maíz, y unas 2.300 de sorgo, que corresponden a productores que realizan producción mixta de agricultura y ganadería. Además, en la zona hay unas 14.500 hectáreas sembradas con soja, de las cuales hay 2 mil dañadas, en distintos grados. Las lluvias frenaron a muchos productores que buscaban extender la siembra de este cultivo.

Con relación al girasol, se cosechó un 85%, lo que representa cerca de 1.500 hectáreas. Las lluvias complicaron el proceso y los girasoles que quedaron en los campos son atacados por palomas, pérdidas adicionales.

En el Departamento 12 de Octubre hay diferentes zonas afectadas, como la de El Palmar, que limita con Santiago del Estero. Allí, la cosecha de girasol está finalizando con con rendimientos muy bajos, los cuales oscilan entre los 1.000 y 1.500 kilos por hectárea.

En lo que respecta al algodón se redujo la superficie sembrada por el “planchado del suelo” de muchos lotes que impidieron la siembra. La soja, el cultivo más sembrado en la zona, afortunadamente no sufrió mayores daños por las lluvias.

En Du Graty se sembraron 13 mil hectáreas de algodón, que también fueron afectadas las precipitaciones. En algunas colonias, se podrá ingresar a los campos dentro de 10 o 15 días, siempre que no se registren nuevas lluvias. En esta localidad hay 2 mil hectáreas implantadas con soja, de las cuales un 40% de la superficie fue afectada.

También fueron sembradas unas 5 mil hectáreas de girasol, de las cuales se cosechó el 80%, mientras que el 20% restante presenta serias complicaciones.

En lo que respecta a maíz y sorgo, en Du Graty fueron sembradas 600 hectáreas, que también fueron afectadas y que se siguen evaluando. Los caminos en esta están intransitables, con muchos cortes que impiden salir o llegar a las distintas colonias.

Intensas lluvias durante enero

El Ministerio de Producción, Industria y Empleo, a través de los datos proporcionados por la Red de Estaciones Meteorológicas Automáticas que monitorea el Cedei, informó que, en lo que va de enero, se registraron lluvias importantes que, en algunos casos, superaron los 200 milímetros.

En Villa Ángela se registraron 370 milímetros de lluvias en el mismo período, como resultado de tres jornadas de lluvia, dos de 120 milímetros y otra de 130 milímetros.

En la zona de Mesón de Fierro, Pampa Landriel, Capdevila, Gancedo y General Pinedo, las lluvias fluctuaron entre 200 y 300 milímetros en los primeros días que transcurrieron de enero. Mientras que, en Coronel Du Graty, el agua acumulada superó los 400 milímetros.

La lista también la integran Campo Largo con un acumulativo de 218 milímetros, seguida por Villa Berthet con 202, La Tigra con 190, Colonia La Amalia con 154 y Fuerte Esperanza con 127, mientras que en el resto de la provincia los milimetrajes totales fueron menores.