NOTICIAS

DESARROLLO SOCIAL DEL CHACO PRESENTE EN LA REUNIÓN DE MINISTROS DE TODO EL PAÍS

De forma unánime, los ministros de la cartera social de cada provincia, coincidieron en agilizar la implementación de la renovada tarjeta alimentaria.

La ministra de Desarrollo Social, María Pía Chiacchio Cavana, participó del encuentro celebrado ayer en Buenos Aires, con el ministro nacional de esa cartera, Daniel Arroyo y sus pares de las provincias.

En la ocasión se abordaron una serie de iniciativas a ejecutar en el corto plazo y se trató de manera prioritaria la tarjeta alimentaria y su inminente implementación. Se acordó así que la entrega de la misma se dará en forma paulatina y se priorizarán las zonas más vulnerables en términos de índice de pobreza y emergencia alimentaria.

“Urge la necesidad de avanzar en las políticas que instruye el Gobierno Nacional respecto a la lucha contra el hambre, sobre todo en las provincias del NEA, donde la pobreza es aún mayor", dijo la ministra Chiacchio Cavana.

 

Citó así el último informe del Observatorio de la Deuda Social de la UCA que registró un incremento del 40,8% del nivel de pobreza; y la emergencia alimentaria en el conurbano bonaerenese, además de las provincias del norte del país y en algunos conglomerados pobres de las afueras de Rosario, Córdoba, Mendoza y Tucumán.

 

La ministra adelantó además que la tarjeta no sólo es una manera de combatir el hambre y proveer de las necesidades básicas a las familias más carenciadas, sino que propicia el consumo a través de las redes locales de producción de la economía popular.

 

Las tarjetas alimentarias permitirán la compra de alimentos por un monto de 4.000 y 6.000 pesos, según la cantidad de hijos, y se recargará mes a mes. Serán emitidas, en el caso provincial, por el Nuevo Banco del Chaco y habrá además asistencia para combatir la malnutrición infantil.

 

Respecto de la metodología de su implementación, la titular de la cartera Social provincial aseveró que habrá una selección a través de la base de datos de Anses a partir de la cual se emitirán las respectivas tarjetas y las madres y padres percibirán el ingreso a partir de la tercera semana de cada mes.

 

Si bien en un principio estaba prevista para principios febrero, luego de la reunión, los ministros congeniaron en agilizar los mecanismos para su implementación. "Haremos el máximo esfuerzo para que se implemente cuanto antes porque el hambre no puede esperar", aseguró a funcionaria. Durante la jornada también se abordó el sistema de créditos no bancarios, desendeudamiento, desarrollo local, vinculación de planes con trabajo, jóvenes e infancia, entre otros temas a ejecutarse en los meses venideros.